A partir del mes de febrero comienza el compromiso de las familias de compartir un tiempo de lectura de media hora al día con los hijos/as. Cada vez que así lo hagan, marcarán el día en el calendario. Esto debe repetirse al menos veinte días al mes.

 

Cuando termine el mes, las familias recortarán el cupón correspondiente y rellenarán la parte posterior con el nombre del niño/a y la firma del padre o madre. El niño/a entregará dicho cupón a la maestra encargada que lo pegará en la hoja de control de lectura de cada uno de los niños.

 

Cuando termine el mes de abril, las familias que hayan cumplido el compromiso obtendrán el diploma de Familia lectora.

 

El objetivo de esta campaña es comprometer a las familias a compartir un tiempo mínimo de media hora de lectura al día con los más pequeños, veinte días al mes durante los meses de febrero, marzo y abril, acompañándoles y comentando con ellos lo que leen.